Laura Galindo.

Atrás las jerarquías establecidas.

Por Luis PEGUT
Diciembre 2020

¿Cuál es tu opinión sobre el teatro virtual que se produce hoy?
Me parece un ejercicio que por primera vez, nos coloca a todos los creadores escénicos en la misma línea de arranque, con el temor a lo desconocido, nos obliga a extender la visión de creación para seguir en diálogo desde esta nueva realidad.

¿Cómo desarrollas tus proceso creativos para un personaje?
Cuando el teatro llega a ti, como un asunto de herencia sanguínea, es muy natural actuar apelando al instinto, siempre lo hice así, hoy por hoy que he trabajado con distintos directores y procesos, la intuición sigue siendo mi mejor aliada.

¿Háblanos del personaje más complejo que has interpretado?
Patricia, en El caimán y los sapos, es un personaje que aunque disfruto mucho hacer, batallo para desprenderlo de mi cuando termina la función, el agotamiento físico y emocional que me provoca, rebasa mi condición de actriz para poder separar la realidad de la ficción. Laurencia, en Fuenteovejuna, fue un gran reto, porque desconocía la manera de ejecutar el verso totalmente.

¿ Qué esperas como directora de escena?
Romper con las jerarquías establecidas, para generar procesos de diálogos con el equipo de creación, de esta manera producir discursos que nos representen colectivamente.

¿ Tienes alguna frustración como artista?
Por supuesto, me encanta el cine y aunque he trabajado en algunas producciones, difícilmente me gusta el resultado de mi trabajo.
Quisiera ser más arrojada, dejar los complejos y los miedos de lado, empezar a escribir en forma, pero de eso ya me estoy haciendo cargo.

¿ Cómo son tus reflexiones en tiempos de pandemia y confinamiento?
No dejo de cuestionarme acerca del teatro que hacemos y por qué lo hacemos, la relevancia que este ocupa en la contexto en el que vivimos, independientemente de las formas, enfocándome en la experiencia que provoca convivir con el espectador y que estamos provocando en el.

A r t e s  V i s u a l e s
Colectiva de arte en la frontera
A r t e s  V i s u a l e s
Antonio Castro. 50 años, un rostro
Fiesta de los Libros